LA NUEZ EN CASA

Basamos nuestro modelo educativo en 3 cimientos: la educación biocéntrica de Rolando Toro Araneda; los planes y programas del Mineduc; y el desarrollo humano desarrollado por Pato Varas Santander. De cada uno de ellos hacemos una selección, que compone nuestro abordaje de contenido, objetivos, metodología, estrategias, materiales, recursos y resultados, tanto en el trabajo con los y las estudiantes, como con las familias, la comunidad y, con nosotros mismos y mismas, como facilitadores del programa La Nuez y como colectivo de aprendientes.

Nuestro enfoque biocéntrico contiene el trabajo pedagógico relativo a los planes y programas MINEDUC. Sus subsectores, unidades y lecciones, están contempladas desde un paradigma centrado en el cuidado de vida y el goce de vivir. La metodología, por tanto, es la vivencia, el diálogo y la reflexión. Dado que las y los estudiantes rinden una vez al año los exámenes de validación de estudios, se aplican guías y algunos ensayos preparatorios ajustándonos a los formatos MINEDUC. Se utiliza también los textos escolares MINEDUC, en las versiones actualizadas cada año, ya sea tangibles o digitales. La facilitación del desarrollo humano contiene, a su vez, los planes y programas MINEDUC, formando parte de la esfera mayor, el ambiente biocéntrico. La evolución de grupo, el crecimiento interpersonal y el autoconocimiento, se favorecen desde los diversas tutorías y talleres, sin embargo, cada facilitador y facilitadora, continuamente, posee la responsabilidad de generar relaciones propiciadoras, para que las y los educandos puedan “ser quienes son”.

educación biocéntrica

“La más subversiva de todas las disciplinas es aquella que se funda en el respeto por la vida, el goce de vivir, el derecho al amor y al contacto. De nuestra meditación deriva una técnica que consiste en estimular, crear y desarrollar vida en los demás, lo que genera vida en nosotros. Las personas son nuestro más poderoso medio ambiente. La pareja ecológica, la familia ecológica y la comunidad ecológica son expresiones del Principio Biocéntrico”

Rolando Toro Araneda, chileno, nacido en Concepción (1924-2010). Creador del Sistema Biodanza y de la Educación Biocéntrica. Profesor normalista, psicólogo, poeta.
Educar desde una visión biocéntrica, significa situar la vida en el centro. El adulto que desea educar, desde esta perspectiva, comienza por instalar su propia vida al centro. Desde este lugar y con esta honestidad, puede centrarse en la vida de quienes educa, de quienes cuida o acompaña a crecer. En consecuencia, puede también posicionar como centro referencial de su quehacer educativo, a nuestra Tierra, cobijadora de múltiples ecosistemas. El educador biocéntrico se dedica a imaginar, a diseñar y a crear ambientes que facilitan el propósito de respetar, aprehender y celebrar la vida. Ambientes que tienen la característica fundamental de ser nutritivos afectivamente. Es decir, espacios y tiempos compartidos que proveen calidez, seguridad y ternura. Una educación basada en el vínculo afectivo consigo mismo, con los otros y con el universo, utiliza como metodología la vivencia, es decir, una experiencia sentida que abraza el “aquí y ahora”, que integra en su propuesta pedagógica las distintas dimensiones del ser: corporalidad, intelecto, emoción, espíritu, sin relevar a una por sobre la otra. A la vivencia se añaden el diálogo y la reflexión como elementos esenciales de los procesos de aprendizaje. De este modo, singularidad y colectivo, identidad y comunidad, se exaltan para conformar la danza de la convivencia en libertad y colaboración.
quienes son”.

desarrollo humano

Evolución de grupo y crecimiento personal 

Nuestra escuela. Una comunidad de aprendizaje y cambio.

¿Qué hacemos, estamos haciendo vamos a hacer?

Ser nuestras posibilidades.

Respetar nuestro sentido personal y social.

Aceptar las dificultades.

Acompañar nuestros miedos.

Valorar lo que hemos alcanzado.

Actuar con propósito y perseverancia.

Vaciarnos de clichés y estereotipos.

Darle a nuestros anhelos la justa medida.

Ser, a la vez, amables y verdaderos.

Reconocer nuestra paz.

No entristecernos por nuestra vulnerabilidad.

Desarrollar nuestra autonomía e interacción.

Respetar nuestra identidad.

Confiar en nuestro proceso.

Ser sencillos y simples.

Destacar nuestra vida por sobre nuestro nacimiento y muerte.

Reconocer la cercanía de nuestra profundidad.

Saber que nuestro cuerpoalma es un don.

Portar sólo lo esencial.

Dejar de lado el consumo innecesario.

Desarrollar nuestra hospitalidad.

Acercarnos a la naturaleza.

Pensar con la cabeza y decidir con el corazón.

Valorar nuestra experiencia de vida.

Ubicar nuestro intelecto como un medio.

Abandonar la rudeza.

Saber que sólo bebemos nuestra propia bebida.

Abandonar el desdeño y la superioridad.

Saber sonreír.

Pato Varas Santander, chileno, nacido en la Región de Valparaíso. Formador de especialistas en desarrollo personal y terapia gestalt desde 1983. Terapeuta gestalt formado en el Esalen Institute de California. Magister en Desarrollo Personal, Magister en Psicosociología de la Educación, Post-Grado en Psicología del Aprendizaje. Director de la Escuela Chilena de Desarrollo Personal y Terapia Gestalt. Desarrolló en forma ininterrumpida su programa de formación de facilitadores hasta el 2019, año en que fallece.

Planes y programas
MINEDUC

Nuestro programa facilita procesos de aprendizaje en función de los contenidos, objetivos de aprendizaje y progresión, estimada, por el Ministerio de Educación de Chile. Esto, con el propósito de brindar apoyo a las niñas, los niños y jóvenes en su preparación para los exámenes de validación de estudios. Estas pruebas, rendidas, generalmente, 1 vez al año, corresponden a un mecanismo que permite la certificación de estudios básicos y/o medios, a través de la rendición de pruebas elaboradas con este fin. El proceso de validación depende del Ministerio de Educación y de las Entidades Examinadoras (establecimientos educacionales) que este haya designado.
Los trámites referidos a la inscripción, aplicación y obtención de resultados y certificados de los y las estudiantes de La Nuez, son de exclusiva responsabilidad de los y las apoderadas. Así como también, el refuerzo de los estudios, asumido con plena autonomía, durante el proceso de preparación de las pruebas.
.

Subsectores de validación de 1° a 4° básico:

  • Lenguaje y Comunicación 
  • Matemática

  • Ciencias Naturales  

  • Historia, Geografía y Ciencias Sociales

Subsectores de validación de 5° a 8° básico:

  • Lenguaje y Comunicación 
  • Matemática
  • Ciencias Naturales  
  • Historia, Geografía y Ciencias Sociales
  • Inglés